Salud

Chía, una pequeña semilla con grandes beneficios

Hoy en día podemos decir que una de las semillas de moda en todo el mundo es la chía. Es famosa por su alto contenido de ácidos grasos omega-3, omega-6, omega-9, fibra, proteína, antioxidantes y calcio. Yo la utilizo mucho para preparar cualquier tipo de alimentos y se la agrego a bebidas, jugos y licuados. En esta ocasión les comparto una pequeña investigación que hice sobre esta pequeña semilla de origen mexicano, que tiene muchos beneficios.

Su nombre científico es Salvia hispanica y es una hierba que pertenece a la familia de la menta. La planta mide entre uno y dos metros de altura y es originaria de México y Guatemala. Se cultiva en lugares templados o ligeramente calientes. Las flores son de color azul/violeta y las semillas miden apenas dos milímetros, son ovales, lisas, brillantes, negras o de color gris.

La palabra chía significa “aceitosa” y para la cultura azteca y maya, representaba un alimento básico que les proporcionaba fuerza, energía y nutrientes.

Información nutricional

Las semillas de chía no se procesan, son consideradas granos enteros que pueden ser absorbidos por el cuerpo como semillas. Otras semillas como la linaza, tiene que ser molida antes de consumirlas para poder obtener todos sus beneficios nutricionales. Además las semillas de chía tienen antioxidantes que permiten que se pueda almacenar por grandes períodos sin que se vuelvan rancias.

Las semillas de chía, comparadas con la misma cantidad de salmón, tienen 7.5 mayor cantidad de ácidos grasos omega-3 que el salmón.

Una porción de 2 cucharadas contiene 139 calorías, 4 gramos de proteína, 9 gramos de grasa, 12 gramos de carbohidratos y 11 gramos de fibra, además de calcio, fósforo, magnesio, manganeso, cobre hierro, molibdeno, niacina, y zinc.

Usos gastronómicos

Hoy en día podemos encontrar una gran variedad de recetas saludables que incluyen la semilla de chía dentro de sus ingredientes. Su sabor suave y casi imperceptible, hace que las semillas de chía sean muy fáciles de agregar en diferentes alimentos y bebidas. Generalmente son incluidas en ensaladas, cereales, salsas, arroces, yogurts, granola y en productos horneados.

La forma más común de consumir chía es en la tradicional “agua de chía”. Se remojan las semillas de chía en agua junto con jugo de limón y un poco de azúcar. Cuando se remoja la chía, suelta una gran cantidad de mucílago. ¡Las semillas de chía pueden absorber entre 9-12 veces su tamaño!

Continua leyendo más en: https://www.msn.com/es-mx/recetas/noticias/ch%c3%ada-una-peque%c3%b1a-semilla-con-grandes-beneficios/ar-AAJ4W4A?li=AAggv0g

Sobre el Autor

Redacción Métrica Social MX